LIBERANDO EL CUERPO DE TENSIÓN

¿De qué van las clases de Estiramientos?

Durante las clases de Estiramientos, las prácticas están dirigidas principalmente a ir quitando la tensión de manera progresiva.

Muchas de las personas que llegan a Yoga Castellón, lo hacen en busca de alguna actividad que les ayude a liberarse de una tensión excesiva que hace que aparezcan dolores de manera habitual.

¿Entonces, cómo lo hacemos?

De inicio tratamos de ir quitando actividad de aquellas partes del cuerpo que en ese momento no se necesitan, a través de estiramientos suaves y sostenidos, y de la toma de conciencia de esa tensión. Al darnos cuenta de que estamos tensando la mandíbula, por ejemplo, es más fácil poder conseguir que se suavice esa tensión.

A medida que la clase avanza, y casi sin darnos cuenta, el propio cuerpo entra en un estado de distensión generalizado que facilita que tensiones más profundas puedan por un momento reducirse. Con la práctica regular de este tipo de estiramientos, cada vez resulta más fácil acceder a esas tensiones profundas para aliviarlas antes de que haya una patología o dolor intenso. Lo haremos mediante estiramientos, masaje con pelotitas, movimiento consciente, etc.

“Con la práctica regular de este tipo de estiramientos, cada vez resulta más fácil acceder a esas tensiones profundas para aliviarlas antes de que haya una patología o dolor intenso”

La idea durante la clase es poder crear espacios, alargar, expandir. Te propongo que cierres los ojos e imagines que llevas un traje que cubre todo tu cuerpo, y que es unas tallas menor a lo que deberías llevar, que aprieta, constriñe, presiona. Ahora puedes pensar cómo sería ir dando de sí este traje. Despacio, no lo quieres romper. Sólo hay que ir estirando cada una de las partes del traje. Desde los pies, el abdomen, las piernas, el pecho (¡ay…qué gusto sentir de nuevo que puedes coger aire con libertad!), el cuello, el cuero cabelludo, pectorales, piernas, brazos.

Con este nuevo traje de tu talla resulta mucho más fácil moverse, respirar, caminar, agacharse…

Esta es muchas veces la sensación que queda tras un tiempo de práctica de estiramientos y trabajo con el potencial corporal. Aun así, resulta muy difícil explicar todo lo que se llega a experimentar durante una clase, de modo que lo mejor es venir y probarlo.

Give a Reply